CUIDA TUS DEFENSAS, protégete del frió y enfermedades

CUIDA TUS DEFENSAS, protégete del frió y enfermedades
5 (100%) 1 vote
En este articulo nos centraremos en explicar como actúan las defensas del cuerpo humano y todas aquellas enfermedades relacionadas tradicionalmente con la llegada de la estación invernal, así como algunas substancias que nos pueden ayudar a tener unas defensas mas  fuertes y preparadas para afrontar un frió invierno .

¿Las defensas que son ?

El cuerpo humano, para evitar el desarrollo de enfermedades por la entrada de agentes patógenos, posee todo un sistema de barreras y defensas biológicas que constituyen el sistema inmunitario.
Las primeras barreras que se encuentra un agente extraño para entrar en nuestro organismo son la piel y las mucosas, por lo que son denominadas barreras primarias. Una vez en el interior de nuestro organismo, si consiguen salvar esas barreras, se despliega todo un ejército de células defensoras, que son llamadas en conjunto glóbulos blancos y constituyen las barreras secundarias (macrófagos y monocitos) y las barreras terciarias (linfocitos T y B).
Dentro de las barreras primarias, distinguimos entre:

Barreras físicas: la piel es la principal barrera que poseemos, pero los patógenos pueden burlar esta barrera y acceder a nuestro organismo por los distintos orificios del cuerpo humano. Es por ello, que estos orificios están revestidos de sustancias húmedas y reciben el nombre de mucosas, ya que esta zona de la piel secreta un mucus que atrapa a los microorganismos para impedir su entrada.
Barreras químicas: generamos sustancias que también impiden el desarrollo de microorganismos, como pueden ser el sudor, las lágrimas, los ácidos gástricos…
Barreras biológicas: con nosotros conviven en armonía toda una serie de microorganismos que resultan beneficiosos, ya que al competir por el espacio en nuestro cuerpo, eliminan a los “intrusos” y nos evitan ese daño. Son lo que conocemos como flora bacteriana (flora intestinal, flora vaginal, etc).

Cuando las barreras primarias no actúan adecuadamente, se ponen en funcionamiento las barreras secundarias. Los neutrófilos y monocitos, llevan a cabo un proceso conocido como fagocitosis, que consiste a grosso modo en “engullir” al agente patógeno para su eliminación. Las sustancias o toxinas que producen los microbios, ponen en marcha el nivel terciario y empiezan a actuar los linfocitos.
Las sustancias generadas por los microbios son lo que conocemos como antígenos, reconocidos por el cuerpo como algo dañino que hay que eliminar o neutralizar. Los linfocitos T actúan directamente sobre el patógeno, destruyéndolo. En cambio, los linfocitos B detectan a los antígenos y elaboran anticuerpos específicos para ellos. Cuando un antígeno se une a su anticuerpo, pierde su toxicidad.

¿POR QUÉ BAJAN LAS DEFENSAS? SITUACIONES DE RIESGO

Existen muchos factores que provocan una bajada de defensas, ante lo cual quedamos más expuestos a contraer una enfermedad. Los más destacados son:

  • Mala alimentación
  • Dormir menos de las horas necesarias
  • Falta de actividad o ejercicio físico
  • Emociones negativas y estrés

El frío por sí solo no baja las defensas, pero sí que existe una incidencia mayor de enfermedades respiratorias en épocas invernales
¿Por qué?  Esto parece deberse a que las mucosas con temperaturas bajas se secan y pierden su capacidad de atrapar microbios, que encuentran de este modo una vía de entrada hacia nuestro organismo.

SUSTANCIAS BENEFICIOSAS PARA EL SISTEMA INMUNITARIO

1. PROPOLEO

Se trata de una sustancia resinosa elaborada por las abejas y utilizada para cubrir y proteger las colmenas de bacterias, hongos y otros gérmenes.
Es conocido desde la antigüedad por sus propiedades antisépticas, bactericidas, antifúngicas y antivirales. Además, posee propiedades antioxidantes, inmunoestimulantes, antiulcerosas, antiinflamatorias y actúa también como regenerador de tejidos, cicatrizante y antihemorrágico.
Se utiliza con éxito en afecciones del tracto respiratorio, en infecciones bucales, a nivel digestivo para tratar úlceras, gastritis, procesos diarreicos, etc., y en ginecología frente a la candidiasis, inflamaciones vaginales, llagas, picores, etc. En dermatología, es ampliamente utilizado en diversas afecciones de la piel. No suele presentar efectos secundarios salvo algunos casos de diarrea en tratamientos muy prolongados. Asimismo, se han descrito algunos casos de alergia al propoleo como en otros productos apícolas, pero no es muy común.
No se recomienda su consumo, al igual que la miel y la jalea real, en alergias al polen, veneno de abejas o avispas. Y tampoco cuando, aún no presentado síntomas de alergia, sus progenitores lo sean. Tampoco están recomendados en personas que presente EPOC, insuficiencia respiratoria, asma.

2. ECHINACEA

Es una planta de la familia de las compuestas, originaria de las praderas del centro de Estados Unidos y ya utilizada por los indios por sus propiedades terapéuticas. Es inmunoestimulante, antibacteriana, antivírica y antifúngica. Además, favorece la cicatrización y la reepitelización.
Se usa tradicionalmente para tratar afecciones respiratorias, aunque es útil para cualquier tipo de infección por las propiedades anteriormente descritas. Externamente se utiliza como antiséptico y antiinflamatoria en úlceras, acné, heridas, quemaduras, forúnculos, etc.
Puede producir un aumento de la salivación y efecto estresante si se toma en dosis muy superiores a las recomendadas, así como hepatotoxicidad, por lo que se recomiendan tratamientos discontinuos de 1 a 2 meses seguidos, con iguales períodos de descanso. Cuando lo damos como preventivo, el tratamiento será más prolongado en el tiempo, por lo que se recomiendan dosificaciones más bajas. Si lo damos como curativo, el periodo de tratamiento será más corto en el tiempo y podremos dar dosis más concentradas.
No debe ser utilizada en enfermedades autoinmunes ni en personas alérgicas a las plantas asteráceas (familia de las compuestas, como por ejemplo la margarita). En cuanto a su uso durante el embarazo, dependerá de la concentración que lleve el producto y del momento en que la suministremos, así, podremos darla a partir de los tres meses de embarazo y a concentraciones bajas. Sin embargo, durante los primeros meses de gestación, se está dando lo que denominamos la anidación en el útero, por lo que un producto que aumente las defensas podría interferir de forma que el cuerpo reconociera como extraño al embrión. Por precaución, no se da en los primeros meses de riesgo.
En niños, no debe darse a menores de tres años, salvo aquellos productos infantiles específicos que existen en el mercado.
En cuanto a la interacción con medicamentos, por su efecto inmunoestimulante, no debe suministrarse conjuntamente con fármacos inmunosupresores, como por ejemplo corticoides o ciclosporinas.Puede potenciar los efectos de antibióticos orales y de la insulina, llegando a producir hipoglucemia.

La echinacea, contiene ácido pirrocilidínico en pequeñas cantidades, sustancia que puede provocar problemas hepáticos si lo consumimos durante periodos de tiempo prolongados. Por ello, no conviene consumir equinacea durante más de dos meses seguidos sin realizar periodos de descanso (1 mes al menos).

3. TOMILLO

Es un antibiótico natural del sistema respiratorio, sobre todo de las vías altas. Posee propiedades antisépticas, expectorantes y mucolíticas. Se emplea también en problemas bucales como aftas y gingivitis. Actualmente, se estudia su acción sobre el sistema inmunitario y el posible efecto sinérgico con otros inmunoestimulantes. Es probada su eficacia como preventivo en procesos catarrales y gripales.

Deben evitar su consumo los alérgicos a las plantas de la familia de las labiadas. Está prohibido su consumo en embarazadas por aumentar el riesgo de abortos.

4. MIEL

Tiene efecto antioxidante y antimicrobiano, así como un efecto suavizante de la faringe y laringe, reduciendo la tos. También favorece la digestión, tonifica el sistema nervioso y mejora las defensas, todo ello sin efectos secundarios ni contraindicaciones, excepto en el caso de los diabéticos, ya que posee altas concentraciones de glucosa.
OJO: Mismas contraindicaciones que el Propóleo.

5. JALEA REAL

Otro de los productos elaborados por las abejas y que constituye un excelente alimento por su riqueza nutritiva. La jalea real es fabricada en unas glándulas de las abejas para alimentar a la abeja reina, que es la encargada de procrear y debe estar muy bien alimentada, de ahí su nombre.
Constituye un excelente reconstituyente para recuperarse después de cualquier dolencia, proporcionando un gran aporte de energía a aquellos que la consumen.
OJO CONTRAINDICACIONES: ver propóleo.

6. AJO

El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, funguicidas, bactericidas y depurativas. Aumenta las secreciones bronquiales, por lo que se le atribuyen propiedades expectorantes y desinfectantes. Resulta por tanto muy útil en el tratamiento de afecciones respiratorias.
Contraindicado por presentar interacciones, con personas que tomen antiagregantes plaquetarios, ya que potencia sus efectos.

7. SAUCE

Se utiliza con fines terapéuticos, la corteza de ramas jóvenes, por su alto contenido en salicina, que es el principio activo a partir del cual se obtiene la aspirina. Tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas, además de ser antipirético, por lo que es usado con muy buenos resultados en resfriados y gripes.
No debe suministrarse a personas alérgicas a la aspirina ni a pacientes con úlcera péptica, gastritis, embarazo, lactancia y niños de corta edad. Debe usarse con precaución en personas con trastornos de la coagulación. Interacciona con los siguientes medicamentos: antiinflamatorios esteroídicos, heparina, anticoagulantes orales y anticoagulantes plaquetarios.

8. ACEROLA

Se trata del fruto de un árbol originario de Sudamérica, Centroamérica y el Caribe. Posee una alta concentración de vitamina C y tiene propiedades estimulantes y antiinfecciosas, por lo que se usa con éxito para combatir gripes y resfriados. La vitamina C aumenta las defensas, fomentando la capacidad de los glóbulos blancos para luchar contra las infecciones y reduce la intensidad y duración de los procesos catarrales.

9. REGALIZ

Se utiliza la raíz de esta planta, que además de ser interesante por sus propiedades digestivas, resulta muy útil en el tratamiento de afecciones respiratorias por sus propiedades bactericidas, antiinflamatorias y suavizante de las mucosas. Su principio activo más importante es la glicirrina, capaz de combatir algunas enfermedades de tipo vírico Está contraindicado en pacientes con hipertensión y su uso no es seguro en embarazadas.

Existen muchas otras sustancias con poder curativo en afecciones relacionadas tradicionalmente con el invierno, como por ejemplo:
Semillas de pomelo: para combatir virus, hongos y bacterias
 Shiitake y otros hongos japoneses, con propiedades inmunoestimulantes.
 Saúco: sudorífico, para combatir la fiebre
 Llantén: expectorante
 Pino: antiséptico y balsámico
 Noni: inmunoestimulante
CuAuAg y MnCu de oligoterapia

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado